miércoles, 14 de diciembre de 2011

La luna visita los cielos de Caballito


























sábado, 26 de noviembre de 2011

Ferro se prepara... ¡Silvio trae la canción, su canción, a Buenos Aires!

Las plateas esperan por los "invitados".


Entramos al estadio. Un noviembre bien noviembre de verano anticipado, con brisa fiel y cielo azul intenso. Movimiento, agitación, ansiosas miradas, vigilar los pasos que se daban en terreno extraño. Abajo el césped soportaba manso.  ¿Qué pasa que esas plateas no están alborotadas?

La "popu" ya está esperando. Adivino el bullicio y la ansiedad.


Más "popu", la "del otro lado".


  Allá atrás, buscaron solos (y temprano) los asientos. "¿A ver?", sí, por este lado."

Y, bueno, allá, donde las "populares", ya habían inaugurado la alegría. Me sentía "privilegiada" y busqué justificarme. Por ejemplo, un agujero en mis zapatillas fue argumento. Pero no perdoné la oscuridad y, sobre todo, la lejanía. Es cuestión humana intentar la cercanía de aquello que se ama. Y eran cuestiones de amor las que prevalecían esa noche de Silvio en Caballito, trovador, Aprendiz de necedad éticamente necia. Sin embargo, sabía que eran dueños de una irrefrenable alegría que después se abrió camino, pasó a mi lado y al lado de todos "los privilegiados" y arrimó más fulgores a la noche mágica.




La Surca

Mientras, teloneaba La Surca. Y mientras teloneaba La Surca, se acomodaban los que lentamente llegaban. Luego llegaron cuando ya cantaba Silvio. Pero no digo nada. Sí, digo. Digo que La Surca era una delicia. Para escucharlos en silencio. Ellos dieron inicio con calidad de grandes a la sublime noche dle canto. Trovadores de batalla, ¡gracias!

Sigue La Surca "teloneando".


La Surca y más La Surca. ¿Me permiten...?


¡Aguante La Surca! (disculpen no lo dije en el estadio).


jueves, 10 de noviembre de 2011

Callecita de arrabal





Y de pronto, ahí está.
Inesperado en el paisaje de ciudad,
como un retazo de sereno arrabal,
este breve callejón,
que ya ilusiono ¡mío!


miércoles, 19 de octubre de 2011

Y yo...

Y yo aquí
detenida
en esta esperanza de sol
que nunca es alba...

Y yo aquí
isla desierta
esperando la huella de tu pie
sobre mi tierra.